Carnavales de comparsa

Carnavales de comparsa

Los carnavales de comparsa son los que atraen mayor número de turistas en Argentina. Un gran desfile de carrozas atraviesa un corsódromo colmado de espectadores, o bien las calles de la ciudad. Forman parte de la procesión los reyes y las reinas del carnaval, engalanados con trajes de diversos tipos, desde ropa deportiva hasta brillantes vestimentas de comparsa decoradas con plumas y lentejuelas. Los artistas del carnaval contagian de alegría y euforia a todos los presentes.

Las comparsas compiten cada noche, al final de las cuales una de ellas será elegida la ganadora del carnaval, en reconocimiento del mérito de sus carrozas y sus trajes.  Tiene lugar, asimismo, la elección de la reina y el rey del carnaval, seleccionados entre los bailarines que procesionan durante las noches de festejo.

Entre Ríos

La provincia de Entre Ríos es hogar uno de los mayores carnavales argentinos: el Carnaval de Gualeguaychú, que cada año en enero, febrero y marzo congrega a miles de turistas locales y extranjeros que se acercan para presenciar el Carnaval del País. El resultado de todo un año de trabajo realizado por las cinco comparsas de la ciudad se despliega en diez noches explosivas de música, danza y color.

Similar, aunque a menor escala, es el carnaval Gualeguay, que se desarrollan durante enero y febrero en el corsódromo de la ciudad. Tres comparsas se encargan de realizar el habitual despliegue de brillo y fiesta presenciado por numerosos viajeros y habitantes locales.

El Carnaval de Concordia, por su parte, tiene lugar en las proximidades de la costanera de la ciudad, en un corsódromo con espacio para más de 15.000 espectadores. En enero y febrero, cinco comparsas muestran a todo el país la belleza y el glamour de sus trajes y carrozas.

Al norte de Gualeguaychú, el Carnaval de Concepción del Uruguay es otro de los grandes eventos de corsos que tiene lugar durante el verano.  Durante enero y febrero, en el Corsódromo de la ciudad se puede apreciar la labor de numerosas comparsas, acompañadas de grupos de murga y escuelas de samba.

Otras ciudades de la provincia de Entre Ríos en las que se organizan carnavales de comparsas son Chajarí, Victoria, Hasenkamp y Santa Elena.

Corrientes

En la provincia de Corrientes es en donde nació la tradición de los carnavales de comparsa en Argentina, trasladando luego su influencia hacia Entre Ríos. Tanto es así que la capital provincial es la Ciudad Nacional del Carnaval.

El Carnaval de Corrientes capital se extiende durante los meses de enero y febrero, mostrando al mundo un espectáculo de gran calidad, con trajes, carrozas y escenografías tan coloridas como originales. Miles de visitantes locales y turistas se acercan para presenciar este gran evento.

Al sur de la ciudad de Corrientes, el Carnaval de Bella Vista es otro de los grandes acontecimientos de comparsas en la provincia. El desfile transita por las calles de la ciudad, vistiéndola de color y brillo durante las noches de enero y febrero.

Cientos de turistas eligen cada año el Carnaval de Paso de los Libres, al sureste de la provincia. De menor tamaño que otros carnavales correntinos, pero con toda la calidad que caracteriza a los espectáculos de esta región, ofrece a los visitantes noches de ritmo y festejo.

Otras ciudades de Corrientes en las que se desarrollan carnavales son Santo Tomé, Goya, Esquina, San Roque y Empedrado.

Ciudad de Buenos Aires

La ciudad de Buenos Aires no se mantiene ajena a las festividades de carnaval. Durante el mes de febrero, las calles de la ciudad se visten de color gracias a numerosas murgas que invitan a los habitantes y a quienes se encuentran de visita turística a celebrar bailando las tardes y noches de carnaval.

FESTIVALES TRADICIONALES

En las regiones de Cuyo y en el Noroeste de la Argentina, las festividades de carnaval son muy diferentes de aquellas fiestas de comparsas que se desarrollan en la zona del litoral. Antiquísimos ritos y costumbres reviven cada año para reafirmarse en la memoria del pueblo, que realiza rituales asociados a la tierra y al diablo del carnaval, un personaje presente en los orígenes mismos de esta tradición.

Noroeste

En Jujuy, los carnavales que tienen lugar en la Quebrada de Humahuaca son los más famosos, aunque se desarrollan igualmente en toda la provincia.

Durante el Carnaval de Humahuaca, los habitantes recrean esta festividad introducida por los españoles durante los días previos a la Cuaresma. El diablo del carnaval, que representa al sol encargado de fecundar a la Pachamama, es desenterrado y reina en los pueblos un ambiente festivo y despreocupado. Todo es jolgorio hasta el domingo de Tentación, cuando se vuelve a enterrar al espíritu del carnaval para que permanezca bajo control durante un año más.

El Carnaval de Tilcara es uno de los más destacados. Bailes, máscaras y ropas típicas añaden color y alegría las calles de la ciudad. Maimará, una localidad cercana, también es un destino en el que el carnaval cobra gran significado durante el verano.

En Salta, los Valles Calchaquíes y sus inmediaciones son el escenario principal del carnaval. En localidades como Campo Quijano, San Carlos y San Antonio de los Cobres se despliegan festejos con juegos, competencias y grandes banquetes de comidas típicas de la región.

La Rioja

En el corazón de la región de Cuyo, apartada geográficamente de los principales centros de festejos de carnaval, La Rioja logró captar y conservar una tradición conocida como La Chaya. Su nombre deriva de una voz quechua que significa “mojar”, a tono con los juegos y corridas con agua que también acontecen en el Noroeste argentino, y en los cuales los participantes se dejan llevar y aprovechan las bondades refrescantes del agua para soportar las altas temperaturas.

La Chaya es considerada por muchos habitantes locales como la principal fiesta de todo el año. Esto se debe a que no hay una localidad de la provincia que no se sume a la fiesta “chayera”, durante la cual se mezclan el vino, la harina y la albahaca como parte de un rito ancestral.

Carnavales de comparsa