Ruta del Vino Mendoza Argentina

La Ruta del Vino en Mendoza y otras provincias argentinas

La Argentina es famosa mundialmente por la excelencia de su producción vitivinícola. En las principales capitales del mundo, desde París hasta Nueva York, las mejores bodegas argentinas representan a los varietales nacionales y deleitan a los paladares más exquisitos. Pero no es necesario salir del país para catar una copa del más refinado vino local: mucha de la producción que se destina al mercado interno es de altísima calidad, y en las propias bodegas donde se elabora es posible conocer el secreto de su éxito.

El turismo vitivinícola en la Argentina ofrece la posibilidad de visitar viñedos y cavas, conocer la terminología y los ritos asociados al vino y, desde luego, catar las mejores cepas locales. Estas prácticas están asociadas, asimismo, al turismo rural, la visita y alquiler de alojamiento en chacras y estancias, y los paseos a pie o a caballo en los campos cultivados.

Las regiones del país en las que se elaboran vinos argentinos ocupan la franja oeste del territorio nacional: ellas son el Norte, Cuyo y el Valle Central, cada una con características climáticas y paisajísticas propias, están a la vez unidas por la dedicación y el compromiso de sus productores vinícolas.

Además de las cualidades naturales de muchas de estas zonas para el crecimiento de vides de calidad, el impulso del trabajo humano hizo mucho por mejorar las condiciones originales, construyendo canales de riego artificial e incorporando modernas tecnologías para la cosecha de la uva y la producción vinícola. Ambos factores permitieron el surgimiento de una industria que ha posicionado a la Argentina entre las protagonistas de la producción y exportación de vinos en todo el mundo.

Ruta del Vino Mendoza

Mendoza es la provincia más directamente asociada con la industria vitivinícola argentina, y no es para menos: más de 1200 bodegas funcionan en su territorio, convirtiéndola en el centro productivo más grande de toda Sudamérica.

No hay rincón de Mendoza donde no se pueda hallar cuando menos una pequeña vid cultivada de forma casera por los habitantes locales. Los varietales producidos en esta zona son muchos: Chardonay, Sauvignon, Chenin Y Riesling en el campo de los vinos blancos, y Malbec, Boyarda, Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Y Sirah en el ámbito de los tintos.

En este terreno, donde la Cordillera de los Andes se muestra más imponente que nunca, casi un centenar de bodegas ofrecen servicios turísticos: Alquileres en Mendoza de fincas, estancias y antiguas casas reciben a los viajeros al pie de la montaña, o incluso más alto, sobre sus laderas. Una de las principales características del enoturismo en Mendoza es la altísima calidad de sus vinos y su excelente tradición de cata, que permite asistir a degustaciones guiadas por verdaderos expertos en la materia.

Ruta del Vino Salta

La provincia de Salta, más específicamente la zona de los Valles Calchaquíes, fue el lugar en el que se introdujo por primera vez el cultivo de vides con el objetivo de elaborar vinos. Fue de la mano de los monjes jesuitas, que al llegar al país en el siglo XVIII necesitaban de esta bebida para la misa.

Actualmente, la ciudad estrella de la producción vitivinícola en Salta es Cafayate. Sus suelos son ideales para el cultivo de uvas torrontés, que dan como resultado vinos blancos.

Intensamente frutados ideales para acompañar las tradicionales humitas y empanadas salteñas. San Carlos, Angastaco y Molinos son otros destinos en los que se extienden los campos de vid, y donde se producen además vinos de distintas cepas: Cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec y Tempranillo, entre otros.

Ruta del Vino Catamarca

Ubicada al sur de Salta, Catamarca es una gran productora de vinos finos. Tinogasta y el Valle de Fiambalá son dos de los principales destinos para disfrutar del turismo vitivinícola, ya que reúnen buena parte de las bodegas que ofrecen visitas guiadas y recorridos por los campos de vid y las cavas.

Durante el mes de febrero, tiene lugar en Tinogasta la Fiesta de la Vendimia, una verdadera bacanal moderna que celebra la temporada de recolección de las uvas, y el inicio de la producción vinícola.

Ruta del Vino La Rioja

Los Valles de Famatina constituyen el principal territorio vitivinícola de la provincia de La Rioja. Además de las excelentes condiciones naturales de sus suelos y su clima, la producción riojana de vinos se caracteriza por la introducción de técnicas de mutación genética que han dado origen a nuevas cepas.

Ejemplo de ello es el Torrontés Riojano, un vino blanco frutado que ha recibido numerosos premios a nivel nacional e internacional. Además de las recetas del Norte argentino, este vino acompaña muy bien platos de comida china y thai picantes, así como mariscos y entradas frías.

Situada entre el Macizo de Velazco y el Nevado de Famatina, esta zona del territorio riojano se encuentra a más de 1100 metros sobre el nivel del mar, y está encabezada por el departamento de Chilecito debido a la extensión de sus campos de vides.

Ruta del Vino San Juan

La provincia de San Juan ofrece en sus recorridos por viñedos y bodegas la posibilidad de adentrarse en la historia de la producción vitivinícola local. Mediante la conservación de antiguas maquinarias y documentos históricos, muchos de sus establecimientos operan como verdaderos museos que conservan el pasado de esta tradicional actividad sanjuanina.

El Valle de Tulúm es uno de los destinos más indicados para disfrutar del turismo orientado a esta temática: allí se cosechan excelentes vides Syrah, que resulta en un vino fresco y frutado, excelente para acompañar platos con salsas rojas, carne y pizzas. Otros varietales recomendables de la región son Malbec, Cabernet Sauvignon y Chardonnay.

Ruta del Vino Neuquén

Al sur de Mendoza, y de la región de Cuyo, la provincia de Neuquén es hogar del principal centro de producción vitivinícola del sur argentino. Las ciudades de San Patricio del Chañar y Añelo encabezan la oferta, con varietales ideales para el clima de la zona: Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Chardonnay componen las vides de la región.

Su altísima calidad los ha hecho merecedores de premios nacionales e internacionales, haciendo de Neuquén un destino especialmente dedicado a la producción de vinos finos de excelencia.

Ruta del Vino Río Negro

En el Alto Valle del Río Negro se encuentra la zona de producción vitivinícola más austral de la Argentina. Las principales ciudades a visitar para disfrutar del turismo en las bodegas de la región son Cipoletti y General Roca, donde el cultivo de vides se extiende en grandes chacras.

Su varietal estrella es el Semillón, un vino blanco dulce que resulta ideal para acompañar pescados y hongos, y que puede ser servido también como aperitivo o después de las comidas.

Los amantes de la gastronomía y los buenos vinos, así como quienes deseen interiorizarse en las prácticas asociadas a esta mítica bebida, no pueden dejar de visitar las regiones de cultivo y producción vitivinícola, en donde es posible vivir unas vacaciones diferentes y sumamente placenteras, en contacto con la naturaleza y con los grandes placeres de la vida y el paladar.

¿Dónde dormir por la Ruta del Vino?

Disfruta del Camino del Vino por Argentina alojándote en una cabaña, casa rural o de campo. Ingresando en RentaLugar.com encontrarás los mejores alquileres directo de dueños y al mejor precio.